Neiva está en boca de la opinión pública nacional, lamentablemente no es por una noticia positiva. Por el contrario es por el comportamiento prepotente de una funcionaria de la administración municipal y su capricho de cerrar un establecimiento comercial por un peinado con el que no estuvo satisfecha.

El escándalo que los medios locales han denominado como un nuevo caso de ¿usted no sabe quién soy yo? Fue protagonizado por María Vidal Aparicio, directora de Justicia Municipal de Neiva. Paradójicamente, la funcionaria es quien debe garantizar la convivencia pacífica y la seguridad ciudadana en el Municipio de Neiva. Al parecer en este caso no fue tan justa la Directora de Justicia.

El hecho se registró el viernes 16 de febrero en horas de la noche, Vidal llegó a una peluquería del centro de la ciudad para hacerse un cepillado. Sin embargo, según los empleados del establecimiento la funcionaria no estuvo de acuerdo con el resultado y fue prepotente exigiendo un mejor trabajo. La situación desencadenó una airada controversia verbal que terminó por enfurecer a la funcionaria pública y vociferar la célebre frase: “¿usted no sabe quién soy yo?-

Por un capricho al no obtener el resultado esperado en su cabello y por la pelea desata, María Vidal Aparicio llamó a la Policía para que inspeccionaran y sellaran el local comercial. Tal como se evidencia en fotos y en el video del local, llagaron hasta el lugar 10 miembros de la Policía, un pie de fuerza que la ciudadanía califica como desproporcional según la magnitud de la situación. En lo que sería al parecer un procedimiento irregular, la Policía fue servil ante la orden de la funcionaria y su capricho de cerrar la peluquería. El establecimiento fue sellado por una subteniente que llegó a lugar.

Es de recordar que María Vidal Aparicio debe garantiza la convivencia por medio de la aplicación de las normas constitucionales y legales en materia policiva, garantizando el debido proceso en las actuaciones administrativas. Pero los empleados del lugar cuestionan el correcto proceso y la poca tolerancia de la funcionaria. Ya que para ellas la medida fue desmedida y se desató por inconformidad de la funcionaria en el servicio prestado, un cepillado por el valor de veinte mil pesos. La ciudadanía califica la situación como un abuso de autoridad y una extralimitación de las funciones. Incluso en redes sociales han llamado a que la funcionaria sea retirada de su puesto y pida excusas públicas. Para la comunidad la funcionaria debe dar ejemplo con su comportamiento y no abusar presuntamente de su poder para beneficio personal, ya que eso no habla bien de las calidades personales y profesionales.

Según la dueña del establecimiento, la Policía no quiso recibir la carpeta con toda la documentación, casi que sin mediar y sin escuchar razón, procedieron con el cierre del establecimiento por 5 días. Además, en el lugar no hizo presencia la autoridad de salud para inspeccionar las medidas sanitarias; una causal de cierre es no cumplir con las condiciones sanitarias. Es de aclarar que el Estatuto Tributario establece las causales y el proceso para la sanción de clausura o cierre del establecimiento de comercio, dependiendo del grado de incumplimiento. Así mismo, la Ley 232 de 1995 determina el debido proceso sancionatorio, el cual tiene como última medida el cierre definitivo. Sin embargo es un procedimiento sancionatorio gradual que inician con multas.

Las 10 mujeres que trabajan en el lugar dejaron de recibir sus ingresos diarios por una medida arbitraria y la influencia de la funcionaria pública, ingreso fundamental para el sustento de sus familias. Las empleadas manifiestan que la directora de Justicia, en este caso no fue justa. Por eso se anunció que realizarán la debida demanda.

Sin embargo, Vidal en entrevista radial se defendió, manifestando que el establecimiento fue cerrado por no tener la documentación en regla. Además manifestó que llamó a policía, ya que se sintió atemorizada por que unas de las empleadas tenía unas tijeras, herramienta utilizada para la labor en el lugar.

Share on Myspace