Una madre comunitaria por medio de un video denunció que recibe un ínfimo  mercado para alimentar a 13 niños aproximadamente durante medio mes.

 

“A las madres comunitarias nos toca muy duro para poder cumplir con el menú que establece el Instituto, tenemos que sacar del bolsillo porque ese mercado no alcanza es como para sentarse a llorar”, declaró la madre en el video. 

Según la madre, el mercado que proporcionar  el operador designado por  ICBF para el hogar comunitario no alcanza y resulta muy poco para la demanda del hogar.  El grano, las frutas y hortalizas que llegan no son suficientes. 

 

 

Amigos por favor ayudenme a denunciar

Posted by Viviana Posada on viernes, 1 de abril de 2016

 

Con esta denuncia, es evidente el negocio de los contratistas que deben  proporcionar alimentos a colegios, hogares y demás espacios que  benefician con almuerzos y refrigerios a los niños  por parte del Estado.  

 

Share on Myspace